lunes, enero 28, 2008

El Perfume

"El olfato ha de ser el sentido que tengo más desarrollado".


Mi padre, desde que me acuerdo... olía delicioso.

Se afeitaba todos los días, con afeitadora eléctrica. Luego tomaba el frasco de perfume entre sus manos y lo volteaba derramando la fragancia en una de ellas. Dejaba el frasco de lado y luego repartía aquel líquido en ambas manos, para luego esparcirlo por su barba recién afeitada, palmoteándola suavemente.

Todos los días repetía ese rito infinito. Mientras yo lo observaba (cuando podía). Lo miraba con detención, embobada... A veces, cuando le daba besos en sus mejillas sentía como mis labios se llenaban de su aroma por un rato.

Mi papá no era un hombre de dinero. Todo lo que ganaba era para la casa, sus hijos, el diario, las revistas (era cliente frecuente del quiosco de la plaza, donde compraba y pagaba a fin de mes), los libros, sus gastos, la fruta... y la bebida (vino para él, bebidas para sus hijos).


El perfume era algo casi imprescindible. Así como su corbata. Siempre andaba arregladito. En las celebraciones su corbata era infaltable. No como ahora que la vida se ha vuelto más sport.


No sé si sus fragancias serían perfumes finos en ese tiempo. Pero a mi me gustaba tomar entre mis manos sus frascos de colonia. Tenía un embudito en miniatura con el que traspasaba el perfume a otro frasquito. Las fragancias que recuerdo que usaba eran el Flaño, Old Spice y Lancaster.


Me encantaba el olor del Flaño. Al extremo que cuando iba a la escuela, primero pasaba por donde estaba su frasco de colonia. Sacaba la tapa, ponía mi dedo en el agujero, lo volteaba y esparcía su humedad en mi dedo, luego lo pasaba por detrás de mis orejas. No me importaba que fuese una fragancia de hombre. Yo era feliz llevándome su olor. Hasta me sentía “matadora” en el colegio, como si la fragancia me diera personalidad e individualidad.


El olfato es mi sentido más desarrollado. Soy capaz de identificar los aromas. Cuando pasa una mujer por mi lado y siento alguna fragancia que ya he usado la puedo identificar al momento. En la cocina también logro identificar las especias y las hierbas aromáticas. Puedo descubrir cuando un dulce lleva vainilla, levadura, ralladura de naranjas, anís, esencia de almendras, etc.


Me siento identificada con el protagonista de la película “El Perfume”, al igual que él, yo también soy capaz de detectar olores. Y por lo mismo, como está desarrollado mi olfato es que caigo rendida ante una buena fragancia. Es fácil conquistarme por el olfato. Un hombre que huele delicioso es mi perdición.


Esta misma tendencia por los olores me ha hecho una fanática de los perfumes. He probado muchos. Y siempre tengo más de un frasco abierto. El problema es que nunca se me identificará con uno en especial (y eso es malo, creo yo, porque no tengo mi sello personal), No puedo evitarlo. Cuando me acostumbro a una fragancia me cambio... y así los voy rotando. Tengo un “Envy” de Gucci, “Week End” de Burberrys, “Baby Doll” de Yves Saint Laurent, y el último que me compré “Pure Purple” de Hugo Boss (el que más uso actualmente).


Como me gustan los perfumes yo regalo perfumes. A mi tía le he regalado Anais, Gyvenchi, Lancome, etc. y al Ivancito en la Navidad ante pasada le regalé un Hugo Boss (él sí que es constante, siempre la misma línea). A mis amigas les he regalado perfumes y a mi amiga secreta también. Tratándose de perfumes no escatimo en gastos. Me gustan originales, nada de imitaciones. En fin, no hay como regalar o recibir de regalo un perfume (pero de los buenos), aunque en gustos no hay nada escrito. Y en eso también soy refinada. Cualquier cosa conmigo no.

27 Comments:

Blogger Druid said...

Me has recordado a mi abuelo afeitandose algún domingo por la mañana antes de ir a misa...
Los perfumes se quedan grabados a fuego en el cerebro, y años mas tarde te despiertan sensaciones, imagenes, cuando vuelves a percibirlos en algún lugar.

Yo no regalo perfumes, lo considero algo demasiado personal, del gusto de cada cual, como para arriesgarme a equivocarme.

Besos.

28 enero, 2008 14:55  
Blogger Alejandra said...

También soy de olores, pero no recuerdo tantos como tú. Uso cada día uno diferente según el color que lleve encima. Me gusta el tema.
No sé si los reconocerías todos...
De personas sí, también es algo que me llama la atención, un buen olor dice mucho, no necesariamente de perfume.
Saludos!

28 enero, 2008 18:28  
Blogger Checho J. Fry said...

La verdad , de perfumes no conozco salvo el DENIM que me echo después de afeitarme y una que otra vez que use POLO y descubrí que un perfume hace la diferencia, en especial si este tienen un buen sabor , bueno niña saludos y te sigo leyendo y bueno ya se lo que regalarte en alguna festividad o en vuestro cumpleaños
SALUDOS Y TE SIGO LEYENDO
Checho J. FRY

28 enero, 2008 19:19  
Blogger Cristian said...

No tengo el nivel de detalle para discriminar entre olores como tú... Pero sí prefiero los aromas cítricos. Los dulces como que me dan un poco de náuseas, especialmente en la mañana. No sé muy bien por qué.

Saludos!

28 enero, 2008 20:16  
Blogger PIER BIONNIVELLS said...

No puedo reconocer tantos aromas.. y mira que tengo en casa más de 7 perfumes distintos.. tiendo a cambiar regularmente.. no me importan las marcas bien cuando sean de casas reconocidas eso si.. pero si los abro todos los uso dependiendo del dia, del estado de animo.,si me levanto con humor., entonces uso una frangancia sport.. que me da vitalidad., y si estoy algo apurada. entonces una leve.. que casi no se permite oler., pero esta alli..

me ha gustado el relato que nos has regalado de tu padr., muy tierno.

un abrazo angelica..

28 enero, 2008 20:39  
Blogger Héctor Ojeda said...

Nada mejor que el perfume de una mujer intensa, suave y muy hembra...

Un abraso.

Héctor.

28 enero, 2008 20:49  
Blogger Evan said...

Angélica, a mi también me matan los perfumes, me puede un hombre con perfume bien rico, pero como vos decís, de los buenos... mmmmmm es mi perdición y es un detalle que me puede, por sobre su belleza...

Tengo el ofato muy desarrollado y así como capto un olor rico, capto uno desagradable.

Un beso! :)

28 enero, 2008 22:24  
Blogger ysraelg7 said...

Ah mira tú, yo ams bien del olfato si que soy pesimo, pero tampoco excedo eeehhh jejeje. me alra saber algunas cosas tuyas y la de tu padre.

Un beso.

29 enero, 2008 14:29  
Blogger Carlos said...

...me diste en mi punto débil Angie.
No se si recuerdas mi post de TAGS, ahí puse "mis perfumes"...

Uso desde los 20 años, continuamente estos 3:

Fahrenheit de Dior
Eternity de Calvin Klein
Halston Z14

Los compro siempre que se acaban, aunque mi sello personal es Fahrenheit.

Luego estos últimos 6 años he coqueteado con Carolina Herrera, Minotauro de Paloma Picasso, Issey Miyake y Jean Paul G.

En Septiembre, mi cumpleaños, mi mami me conoce y me regaló Egoist de Channel, me flipaaaaa.

Mi papi usaba Old Spice, recuerdo me fascinaba ese envase blanco...era lindo, verdad?


Besos mi bella!

29 enero, 2008 16:39  
Blogger Ani said...

Debo reconocer que también me gusta los buenos olores (a quien no)
Me encanta cuando paso por el lado de un hombre y huele rico y fresquito...
Los aromas poco identifico, pero hay uno de mujer que odio y es el Tressor, según yo es perfume de vieja.. es tan dulce que marea..
Mis perfumes que uso son Addict 2 de Dior, Ralf Lauren cool (celeste) y en invierno Ultraviolet de Pacco Rabane...

Sabes? me mata un mal olor y más aún cuando ya por las tarde a algunas personas el aliento se les pone "pesado".. detesto percibir eso.. Además que tengo un super olfato, nada se me pasa por alto jajajaja

Cariños!

29 enero, 2008 18:44  
Blogger FENIX said...

Me hiciste viajar en el tiempo y recordar èsa lociòn la old spice, imaginè tu aroma a la distancia.

un abrazo.

29 enero, 2008 18:55  
Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

no soy mucho de perfumes, no tengo la costumbre, pero sí que es rico oler bien a veces, los olores activan ciertas reacciones químicas en nuestro organismo, lo cual hacen quenos alegremos, recordemos y nos den ganas de comprar en un mall

saludos

29 enero, 2008 19:48  
Blogger mi despertar said...

Los aromas ,los perfumes, los olores, las sensacines de la vida
Bello blog
besos

29 enero, 2008 23:45  
Blogger Mini2008... said...

angelita linda!!! mis disculpas!!! la verdad volví hace unos días de vacaciones pero aún no tengo el ánimo suficiente para retomar los blogs.... comenté en otro lado pq una amiga me pidió que leyera pero creo que no he visitado a nadie más, si es que el alzheimer no me juega una mala pasada ajajajjajaja... sabes a mi los malos olores me perturban soy tb de sensaciones, el sentir un perfume rico, esos que encienden pasiones, con olor a hombre hmmmm me encanta... al contrario de ani a mi si me gusta el tressor de lancome y no lo encuentro para nada de vieja... es dulce exquisito... otro más fresco armani for femme, code o algo así y para hombre a mi al menos me gusta azzaro... afrodisiaco total...antiguamente los hombres usaban la famosa colonia inglesa y andaban olorositos por la vida, no hay como un "macho" preocupado por agradar y con aroma a limpio ajajajajajajajjaja genial tu escrito...

prometo que me pondré al día con los otros, estoy fuera de training y me ha costado bastante... igual les extrañé sobretodo tus historias que me encantan.. a todo esto si me mandas un mail te respondo y te doy el link de las fotitos de vacaciones, pq no tengo para cuando escribir, aunque si me animo, no no creo mejor mándame un correito, cariños mil!!! y tu? vacaciones?, cuidate y miles de cariños para ti...

30 enero, 2008 01:24  
Blogger lágrimas de mar said...

me pasa igual que a ti, me gustan los perfumes buenos,
:-)

nada de imitaciones,

un beso grande, bonita

lágrimas de mar

30 enero, 2008 07:46  
Blogger NoLo said...

la verdad es que esos perfumes no eran caros, pero asi eran los hombres de aquella época, preocupados por andar impecables.

yo siempre veia a mi abuelo hacer la misma rutina con la clasica Old Spice, rutina que yo hago cada vez que me afeito.

dicen que lo que se hereda no se hurta



besos

30 enero, 2008 11:40  
Blogger FERNANDO SANCHEZ POSTIGO said...

Me gusta oler bien con mi colonia y mi perfume. Y, por supuesto, que las personas que me rodean huelen igualmente bien. NO soporto el mal olor.

besos.

30 enero, 2008 19:53  
Anonymous marina said...

Angélica, me encanta tu narrativa tienes el don de describir too vividamente que haces que nuestra imaginación, nuestros sentidos se despierten con fuerza, pero hay una cosa que no me gusta y que he percibido a través de tus escritos y es es sed insaciable de tener un hombre que te hace vulgarizarte, menospreciarte y dar la idea de que darías cualquier cosa por un miembro viril, el tener pareja va mucho màs allà de eso y creo que es un espacio al que aun no te has acercado

31 enero, 2008 01:06  
Blogger TOROSALVAJE said...

Ummmmmmm, este post huele divino.

Tengo mucha facilidad para identificar olores, excesiva a veces porque también huelo todo lo malo.

Un beso perfumado.

31 enero, 2008 05:14  
Blogger Mr. Magoo... said...

Excelente la manera en que lo narras, se contagia uno. Yo no soy muy bueno para reconocer olores, lo normal, pero si recuerdo a mi papa usando su English Leather despues de afeitarse, herencia del abuelo, y eso si, religiosamente todos los dias, y ahi iba yo a robarle un poco para ir con un buen "aroma" al colegio, queriendo ser grande.
Un abrazo

31 enero, 2008 12:53  
Blogger NoLo said...

noyo vivo en talca, pero el sector o la poblacion se llama rio claro pero es lo mismo si al fin vivimos en chile

31 enero, 2008 17:41  
Blogger Agatho said...

Amo los perfumes... Por piel han pasado creo que la mayor cantidad quew he podido.... Y si desdee niño lkos usé y asi como tui padre use Flaño y Old Spice... jajajja

Ahora las cosas son distintas hasta los olores son vanguardistas como ESCADA, LAmcome y Benneton, pero tambien los hay clasicos elegantes, sofisticados. De verano, de unvierno, de noche y tambien de dia...
Ups podria pasar mucho tiempo hablanmdo de aroma, perfumes

31 enero, 2008 20:45  
Blogger MNB said...

Hola, Angélica:
Cuando empecé a leer tu artículo, me acordé altiro de "El Perfume" de P. Süskind. No me acuerdo cómo llegó ese libro a mis manos, pero me fascinó y lo he vuelto a leer.
También me pasaba lo mismo con mi papá y mi mamá. Cada uno usaba su perfume y desde lejos se sentía su olorcito. Todavía llego a su casa y siento el olor a mamá.
Yo voy cambiando según lo que me regalen mi marido y mis hijos. Me gusta mucho Tommy Girl y Armani, aunque es un poco fuerte.
Me encantan los olores e identificarlos con las personas y recuerdos.
En una época estuvo muy de moda Agua Brava y ahora lo encuentro muy desagradable.
La Atkinson que usaba mi papá y mi pololo era rica. Nunca más he sentido esos aromas.
Gracias por este momento.

31 enero, 2008 20:59  
Blogger Rikardo said...

hola angelica:

asi como reconocer los aromas de perfume no soy experto, pero solo el que uso yo lo puedo reconocer....
fanatico de perfumes no e encuentro, pero cada vez que puedo los encargo para que me traigan de la zofri que son un poco mas baratos que aca...
mi preferido es el XS ......

saludos

rikardo

31 enero, 2008 21:44  
Blogger Luis Alejandro Bello Langer said...

Cero talento con el perfume...nada de distinguirlos ni cosas por el estilo; una novia que tuve años atrás vendía perfumes, por cierto...creo que me regaló una imitación de Hugo Boss que estaba buena (y que a veces usaba para perfumar las cartas que le escribía).

En todo caso, no lo encuentro malo para nada...al contrario; pero es que hay talentos y talentos y el olfato no es de mis sentidos más desarrollados a ese nivel de finura.

Saludos cordiales.

03 febrero, 2008 12:21  
Blogger Alojamiento-web said...

Bonita historia, mi padre tambien lo hace, creo que es una tradicción, jeje, aunque si yo me lo hecho me quema la cara.., ufff, me encantan los perfumes, pero no los puedo aguantar en la cara

29 mayo, 2008 05:40  
Blogger AleMamá said...

Buscando "Flaño" encontré tu blog. Sólo una chilena podría conocer esta fragancia deliciosa.

He subido un post con algo del tema, por si quisieras leerlo.
Saludos. Ha sido un gusto leer este post. Lo enlazaré con mi entrada de hoy. Escribes muy bien.

Ah!, la Old Spice sí que no la he soportado nunca. Cuando conocí a mi esposo, casi no lo pesqué por culpa de esa hediondez, en mi concepto, jeje

24 octubre, 2008 22:12  

Publicar un comentario

<< Home